miércoles, 12 de agosto de 2009

Acolchados

Hoy he pasado por un parque de esos para niños con sus toboganes, columpios, etc... ¿Os habéis dado cuenta de que ahora en lugar de los típicos chinorros de toda la vida lo que hay son como unas losetas de goma? ¿Pero esto que es? ¿Cómo queremos que los hombres y mujeres del futuro se curtan desde pequeños?

Yo luzco con orgullo mis cicatrices en la cabeza (cada vez mas evidentes, puta calvicie!!), desde pequeñito ya aprendes que la vida es dura, que si cometes un error (llámese un resbalón) lo pagarás caro (ostiazo contra los chinorros) y que hay que andarse con ojo ahí fuera. De hecho uno de los primeros recuerdos que tengo fue un cabezazo que me di en el recreo cuando todavía iba a pre-escolar, jejeje, vi las estrellas!!

Ahora, con tanta sobreprotección, lo único que conseguimos es niñatos que se creen con derecho a todo y que piensan que en la vida no existe ni el dolor, ni el sufrimiento, ni na de na. Pobres.

Pero claro, todo esto lo digo desde el desconocimiento de no ser padre. Igual, el dia que tenga un pimpollo, se me salen las tripas si el peque se hace daño... ¿¿nuestros padres como podian??

6 comentarios:

Gary Rivera dijo...

pues que razon tienes! a veces se sobreprotege demasiado a los niños. En el afan de protegerlos les hacemos un daño innecesario. Suena feo , pero a veces los "golpes" nos ayudan a crecer.

Interesante entrada como siempre!

mudito dijo...

Más que ayudarnos, yo soy de los que piensan que es la única forma de aprender... :)

Gracias por seguirme!!

Aida dijo...

Estamos amariconando a la gente que nos tiene q cuidar cdo nos jubilemos!!!! Q preocupante...

KI dijo...

Los golpes ayudan a crecer, pero es mejor amortiguar un poco el golpe, sino en vez de ayudar terminara siendo un trauma difícil de borrar...

Excelente entrada.

Éxitos Mudito

Diego dijo...

jeje,
Acabo de leer esta entrada y lo que se me viene a la cabeza es:
"Cuando seas padre comerás huevo"
Es decir, para mí son insuficientes estas losetas de goma. Deberían ir acompañadas de un sensor de gravedad que impida que el niño rozase el suelo.

Y digo yo, lo habéis probado. Os habéis tirado, porque lo que evitan es que en lugar de que te abras la cabeza tenga un dolor agudo de cabeza. En definitiva, la ostia te la llevas pero no letal.

Por último, estoy contigo en que la mejor forma de aprender es errando (difícil de poner en practica con tu hijo).

Saludos

mudito dijo...

Si, como ya dije, supongo que el dia que tenga un hijo vere esto desde otra perspectiva.. :)

 

Free Counter
Jackson Singles